Babenco

Héctor Babenco

In Memoriam

Pocos han comprendido la figura del marginado con tanta honestidad como el cineasta argentino-brasileño, Héctor Babenco.
Nacido en Mar del Plata, pero brasileño por decisión, desde niño consumió cine obsesivamente, vocación que lo llevaría a emigrar primero a Europa, donde se acercó a la industria trabajando desde extra, a  asistente en diversad producciones.
A fines de los 60, Babenco llegó a Sao Paulo. Después de trabajar en varios documentales, en 1975 dirige su primera película, el Rey de la noche.
Su extraordinario talento para dirigir actores se confirmó con El Beso de la Mujer Araña. Filme que consiguió el Oscar para William Hurt y nominaciones a la Mejor Película y al Mejor Director, convirtiéndose en el primer latinoamericano nominado en esta categoría.
Su regreso a Brasil se debió gracias a su siguiente gran éxito de público y crítica, Carandiru, estrenada en 2003. La película obtuvo una nominación  a la Palma de Oro en el Festival de Cine en Cannes y ganó el Premio del Público en el Festival de La Habana.
El cine de Héctor Babenco no tiene concesiones, es honesto incluso si ello implica hacer una película brutal y violenta. Su carrera queda en la historia como una trayectoria de películas intensas, comprometidas, que rompen moldes y desafían al espectador, como la personalidad de su propio autor.

ImprimirCorreo electrónico